Entradas

Mostrando entradas de 2013

Magdalenas de aceite del convento del Socorro (sin gluten)

Imagen
Que estas magdalenas invocan tradición, no hay más que leerlo en el título.
De sobra es sabido que las guardianas de nuestra rica historia dulcera han sido las monjas de los conventos, que se han trasmitido venerables recetas de generación en generación. Las más de las veces, de boca a oreja; con suerte, en primorosas anotaciones donde sólo aparecen los ingredientes porque el calibrado de cantidades se tenía interiorizado "a ojo" y "lo que admita", términos que sacan de quicio a las que nos hemos acercado a la cocina a través de recetarios medidos y pesados.
Menos mal que los conventos están ya más que al día y nos facilitan la labor.

Esta receta está extraída del libro "Dulces del convento Santa María del Socorro" de Sevilla (agotado por todos lados), tomada prestada y adaptada del estupendo (y casero) blog Las recetas de mamá.
Es muy sencilla, ya que las cantidades se rigen por el peso de los huevos: por 1 kg de huevos, 1kg de aceite, 1 de harina...Y…

Budin de limón de Luis

Imagen
Hoy vamos a darle a la cuchara en homenaje a mi amigo Luis (hice este budín para su cumpleaños por twitter y tuvo gran acogida virtual ;). Pero no a la sopera, que no sólo de guisos vive el hombre, sino a la de postre, que está un poco aburrida de yogures y el café la marea. Y darle a lo grande, porque cuando probéis este postre, no vais a querer parar. Es fino, jugoso, con esa suave textura entre flan y bizcocho que se deshace en la boca y como a mi me gusta, con extra de sabor a limón gracias a la cobertura escarchada. La receta original lo termina con un glaseado clásico de limón, súper cubriente. Pero me parecía demasiado empalagoso para un budín tan grande (porque sale hermoso), así que opté por un escarchado: en lugar de utilizar azúcar glas industrial, que es el único que solidifica en capa uniforme de glaseado, pulvericé con el robot azúcar normal para mezclar con el zumo. Hecho de esta manera no cuaja el glaseado, pero deja el aspecto de un velo delicioso. Aquí, tal y como…

Solomillo ibérico con puré de castañas

Imagen
Homenaje de Domingo, que más que "santificar las fiestas",  hay que darse un merecido premio por salir vivos y con una sonrisa de una semana de estrés "anaconda".
Y para ello no  hace falta pedir un préstamo al banco. Basta con acercarte al mercado y, cuando veas alguna pieza que te entre por los ojos, pensar en lo que vas a disfrutarla si, en lugar de cocinarla de "uniforme" la vistes de Domingo.

A las pruebas me remito con la receta de hoy. Noviembre, mes de matanzas y castañas. En la plaza, un solomillo ibérico que parecía recién sacado del animal. Ese tipo de carne que sabes que ni se va a encoger en la sartén ni va a soltar ese agua que recuece y la pone "suela de zapato". Me lo llevo sin pensar.
Siguiente parada: frutería. ¿Y quiénes están allí brillantes y con olor a dehesa? Pues las castañas (algunas con "okupas", proteínas extras para el plato ;).  
Ergo, plato exquisito aprovechando lo mejor del cerdo y combinándolo con uno d…

Bizcocho de manzanas a la canela

Imagen
Si los frutos secos son los reyes del Otoño, la reina sin discusión es la manzana. Aunque las disfrutamos todo el año en sus múltiples variedades, es ahora, en su estación natural, cuando están más ricas y jugosas. Confieso que me llevo un alegrón cuando voy al mercado en estas fechas y veo las primeras Reinetas o Verdes Doncellas. Me tengo que contener para no llevarme un saco a casa.
Me gustan de cualquier manera: en compota, asadas al horno, en ensalada, guisos, purés, tartas, bizcochos. Aunque como las disfruto más, a bocados con su piel :). De hecho, creo que las tengo como comodín en la cocina, más que las patatas.
Hoy os traigo una receta tan clásica como rica. ¿A quién no le gusta un bizcocho de manzanas? En el desayuno, o una lasquita con el café de la tarde o para acompañar ese cacao calentito que nos apetece tanto viendo una peli en las noches de invierno y #mantita.
Este queda súper jugoso, a pesar del aspecto de miga cerrada que parece en la foto, gracias a la cantidad…

Guiso de alubias con gambas y algas

Imagen
¡Por fin vinieron los fríos!¡Qué ganas tenía de hacer y comer algo de cuchareo! Ya sé que hay gente que aunque estemos a 40º y le caigan chorreones necesita algo caliente en el estómago. No es mi caso. Hasta que no esté con el "refajo" puesto y tiritando, no soy capaz de tomarme un guiso. Y como este año nos ha durado el verano hasta Noviembre, ha tardado en asomar el cucharón al blog del Loro.

Pero este finde apetecía ¡y de qué manera! Así que me decanté por unas alubias con sabores marineros. Me vuelven loca con almejas o mejillones, pero como no puedo tomarlos porque me disparan las histaminas, le doy el toque a mar con algas y gambas.



Para los reacios a las verduras del mar, aquellos que piensan que van a comerse esos líquenes putrefactos que se secan en nuestras arenas o que se enredan en nuestras piernas mientras nos bañamos en el mar, decirles que nada más lejos de esa concepción. Las algas son un producto delicado y exquisito, con unos matices salinos únicos, ademá…

Rape con boletus

Imagen
Otoño, mi estación favorita. Entre otras muchas cosas porque empieza la temporada de setas, que me apasionan de cualquier manera y de cualquier tipo. Y son taaan versátiles, casan bien con todo lo que le pongas al lado, que es inconcebible no aprovecharlas. Diría que sin abusar, pero mentiría, abuso todo lo que puedo de ellas en la cocina, donde me gustaría que ese aroma a tierra mojada no se fuera nunca. Para mi desgracia, vivo en una ciudad con alrededores poco seteros. Sevilla es una planicie de secano, a pesar de su humedad, que sólo cría musgo de alberca, por lo que, salvo escapada a la Sierra de Aracena y sus maravillosos gurumelos, las setas que tenemos en el mercado son de cultivo.

Hoy había unos boletus (de cultivo, obvio) rezumantes de frescura y, aunque carecen del aroma de los silvestres, no los desmerecían. Acompañamiento perfecto para unas colitas de rape que también decían "llévame". Almuerzo solucionado y de nivel.


La receta es de lo más simple, pero cuando …

Pannacotta sin lactosa a la vainilla con gelatina de café

Imagen
Me encantan estos postres. Son fáciles, rápidos, ricos, puedes combinar  multitud de sabores y lo mejor, con poquísimo esfuerzo quedan unas presentaciones de lujo.

Dos ingredientes básicos: leche o nata, vegetal en mi caso, y un gelificante, que puede ser la cola de pescado de toda la vida o el agar agar, que es el que uso habitualmente y del que os hablé ya en otra entrada. El resto, dejad volar vuestra imaginación.
Este fin de semana me apetecía un pequeño homenaje tras una sabrosa comida, algo más que el consabido café, así que pensé en una pannacotta que lo incluyera como ingrediente...con algún toque "festivo".



Me he basado en la receta de Lola en la cocina, que ella hace con nata y haba tonka. Yo la he adaptado sin lactosa y he eliminado la tonka porque no la tenía y desconozco si lleva gluten o no. También he rebajado el contenido de azúcar porque, me repito, lo sé, las leches vegetales ya son muy dulzonas. Por supuesto, si no tenéis problemas con la lactosa, podéi…

Albóndigas de choco en salsa sin gluten

Imagen
Tenía muchas ganas de hacer esta entrada en el blog porque, junto a las espinacas con garbanzos y las tortillitas de bacalao, era una de mis tapas favoritas. Siempre que las veía en carta, las pedía, y era condición "sine qua non" para volver al bar en cuestión. Como fueran un desastre (y son de las tapas "fáciles pero con trampa") ya podía tener el resto de la carta el nivel del Ritz que no lo frecuentaba más.


Desde que me diagnosticaron la intolerancia al gluten no me queda más remedio que mirar de lejos esas exquisiteces, pero no he renunciado a comerlas. Las hago en casa cada vez que puedo, y no las privo de su digna acompañante, una manzanilla de Sanlúcar bien fresquita, porque es tapa muy andaluza y costera. Tanto Cádiz como Huelva se disputan su origen.  Yo no entro en discusiones cuando lo que hay que hacer es comer y callar. Las he probado en ambos paraísos y estaban igual de buenas.

Hoy las he hecho con salsa de zanahorias, que combina muy bien con el s…

Pan de sésamo sin gluten ni lactosa

Imagen
Hoy, 16 de Octubre, es el Día Mundial del Pan y quería traer aquí mi modesta contribución a tan noble manjar, sin gluten, por supuesto.








He sido y soy muy, muy, muy panera. Cuando me diagnosticaron la intolerancia al gluten cultivé el soponcio con fruición. Pero afortunadamente hoy día no es como antes, hay una amplia oferta de harinas, unas más acertadas que otras, que permiten elaborar ricos panes y no tener que echar miradas torvas a los que se jalan tremendas tostadas con jamón para desayunar. De hecho, a lo que mejor me he adaptado es al pan sin gluten (llevo mucho peor la ausencia de queso y helados) y no echo de menos el trigueño. El truco está en cambiar el chip y no esperar un sabor y textura de trigo en el maiz, arroz o soja, sino disfrutarlos por lo que son.


Dicho esto, reconozco que se me dan mal las masas de pan a mano, que me salen de cualquier forma menos con pinta de bollo (debe ser porque tengo las manos pequeñas y nada más soy capaz de bolear canicas ;) y que la mayor…

Bizcocho de semillas de amapola con sirope de naranja (sin gluten,sin leche)

Imagen
Aunque sigue haciendo mucho calor en la tropical Sevilla, el mono de horno puede más que los 30º a las 7 de la tarde en pleno mes de Octubre.
El día del Pilar es una excusa perfecta para enchufar la amasadora, darse el gustazo de ver subir un rico bizcocho y, de  paso, quedar divinamente con la del santo.

De esta receta hay múltiples versiones por toda la red, creo que no hay bloguera que no lo tenga entre sus publicaciones, porque es fácil y muy vistoso, gracias a las semillas de amapola, ingrediente importado de la repostería centroeuropea, que combina a la perfección con los cítricos (la vedette patria) y además proporciona un aspecto y textura exóticos.
Si le añadimos el baño de sirope de naranja nos resulta un bizcocho súper jugoso con el contraste crujiente de las semillas y que aguanta varios días tierno.

Y para tranquilidad del personal, no produce sueño. Para ello habría que tomarse kilos de semillas. Si te entra modorra después de tomarlo es por ser el acompañamiento perfec…

Quiche de bacalao con espinacas

Imagen
¡Al fin ha pasado Septiembre! Mes demencial donde los haya: vuelta de vacaciones, intentos que cuestan un mundo para adaptarse a la rutina, retomar cosas que quedaron pendientes antes del verano, prisas, velocidad de invierno con bochorno estival, marca de la casa sevillana. ¡Insufrible! Es el mes al que más rabia tengo.
No apetece nada meterse en la cocina a hacer filigranas. Ni siquiera editar recetas archivadas. Menos mal que  Octubre nos ha traído un respirito (al menos algún nublado que nos alivie de tanto solano) y me ha motivado a retomar mis deberes con el blog, muy olvidado. Eso, y los tirones de oreja de mis fieles seguidores, en especial de mi amigo Luis ;).

Así que estreno el Otoño con receta de horno, como debe ser, adaptada del estupendo blog de Lola en la cocina con una combinación de ingredientes, bacalao y espinacas, que me encanta y siempre tengo a mano en el congelador. Hoy, presentados de otra manera, una vistosa y riquíiisima tarta salada o quiche ¡Fijáos qué pre…

Bizcocho crujiente de ciruelas

Imagen
Frutas, frutas, frutas. Es lo que más apetece en verano. Para un refresco sano que alivie el calor o para no cargar el estómago con digestiones pesadas que se prolongan in aeternum si le metemos guisos calientes (sí, sí, los hay que no pueden vivir sin su puchero aunque sea Agosto).
Las pobres frutas también padecen los rigores de la canícula. Aguantan menos tiempo y se ponen tontonas antes. En lugar de tirarlas, que es un contradiós, se pueden aprovechar de otras maneras igualmente deliciosas, como confituras o pasteles.

Este que traigo hoy al blog lo hice aprovechando unas ciruelas que me traje de La Antilla y que allí llaman "bolluelas" (creo que es la ortografía adecuada, porque la frutera no descendió a esas menudencias mientras despachaba una cola considerable y porque no he encontrado en internet ninguna referencia a ellas, ni con "ll" ni con "y". Así que discúlpenme si cometo atentados contra el idioma, que no contra el paladar).
Son una variedad…

Ensalada de arroz basmati con aguacate y sandía (sin gluten ni lácteos)

Imagen
No sólo de lechugas viven las ensaladas. Son el lienzo más imaginativo de la cocina y le podemos poner como base desde arroz a pastas, pasando por legumbres, haciéndolas más completas. Y de paso,  dejar sin argumentos a los reacios al verde.


Esta es muy ligera y refrescante, aprovechando a la reina del verano, la sandía, a la que hemos añadido el verde aguacate para contrastar. El toque salado, los taquitos de jamón, aunque en mi caso, de pechuga de pavo porque era lo que tenía a mano.
Súper fácil, resultona y una original combinación de sabores que repetiréis seguro. Ah! y se puede dejar hecha con antelación sin problemas.

Ingredientes (4 p) 200 gr de mezcla de arroz basmati-salvaje (vale cualquier tipo de arroz, pero éste es más aromático e ideal para ensaladas)
1/2 sandía
2 aguacates pequeños
200 gr de taquitos de jamón o cualquier fiambre que tengáis en casa.
un puñado de pasas o algún fruto seco que os guste.
un ramito de albahaca fresca, aceite, vinagre, sal y pimienta.

Elabora…

Coquinas antillanas

Imagen
Aunque las disfrutamos en Julio todas las veces que pudimos y más, por mor de las vacaciones del Loro y por ende del blog, no subí esta maravilla de la madre naturaleza, como otras tantas de la estupenda Costa de Huelva. Las he probado de otros sitios, y aunque sea el mismo Atlántico, las mejores con diferencia, las de Huelva. Será la bajamar de ensueño de sus playas, que alegra a las coquinas.


Aquí, un primer plano de Miss La Antilla


Los ingredientes y elaboración son de una sencillez insultante, pero si no queremos cargarnos un producto tan delicado, hay que observar algunas recomendaciones:
Arena: para que suelten la arena, nada mejor (y casi insustituible) que dejarlas en remojo en agua de mar. Ya sé, no siempre se tiene el mar al lado. En ese caso, echarle sal al agua, pero sin pasarse, a riesgo de encontrarnos mojama de coquina. Y dejarlas a temperatura ambiente. El frío de la nevera las mata si están en agua. Aquí, tan a gusto, respirando su agua de mar, sin saber lo que les es…

"Pannacotta" de naranja y zanahoria (sin gluten ni lácteos)

Imagen
Vuelta de las vacaciones y con un Agosto sahariano que no invita a entrar en la cocina salvo para repostar agua y meter la cabeza en el congelador.
El menú, con pocas variaciones. Del gazpacho a la sandía y de ahí al picadillo y vuelta al melón. Apetecen muuuucho los helados, pero la intolerancia a la lactosa nos deja de sufrientes mirones.

Así que para quitarme "el pío" y no saltar como león hambriento sobre cucurucho de niño despistado a riesgo de ser condenado a galeras por padres airados, me contento con un rico híbrido entre yogur y helado, tan fácil de hacer como gustoso a todos los paladares, que sólo requiere de leche, gelatina y frío.
Yo lo hago con leche de arroz y agar agar y le añado el sabor que más me apetece, pero quien no tenga problemas de intolerancias puede hacerlo igual con leche, yogur, nata o queso de untar. Sólo tendrá que variar la proporción de gelificante: el agar agar o láminas de gelatina.

Y como estamos en alerta naranja por calor, nos conjunt…

Escalivada de otra manera

Imagen
Los dos mejores inventos culinarios para el verano vienen de Andalucía y el Levante. Ese néctar de dioses que es el gazpacho y las verduras a la plancha, o escalivadas, mimadas sobre carbón o en hornos de leña. Sólo añadir una cerveza bien fría para regarlas y refrescante sandía para endulzar el postre. Y para de contar. Todo lo demás son complicaciones y ganas de sudar en cocina.

Como me gusta darle un toque diferente a los platos, por no aburrir con lo mismo de siempre, se me ha ocurrido otra forma de hacer y presentar una escalivada pero sin herejías ( espero no ofender a ningún purista levantino).  En lugar de asar todas las verduras, sólo lo hice con los pimientos; caramelicé las cebollas en sartén y pasé las berenjenas por la plancha. El resultado fue éste.




Rico es poco, riquísimo,y para tripitir.



El fallo, con el calor se me pochó la albahaca fresca y no pude hacer el aceite de albahaca para rociarla. Pero os doy la idea. Que es de los de quedar muy bien otra vez y nivel nova…

Pastel de zanahorias y judías verdes con jamón

Imagen
Ya os comenté que nos encantan los pasteles de verduras, y ahora ya casi con el verano encima, aun más. Es una buena manera de seguir comiendo todo tipo de vegetales, pero fresquitos. 
De nuevo, receta de aprovechamiento. Ese paquete de judías verdes del congelador que no tiene fondo, que aburre con los típicos salteados o revueltos, lo combinamos con el naranja de las zanahorias y tenemos un plato que alegra la vista y el paladar. Y si además lo vestimos de "gala" con unas lonchas de jamón serrano, no quedan ni las migas.
Fácil, fácil, y muy sabroso.





INGREDIENTES (4 personas)1/5 kg de zanahorias1/4 kg de judías verdes congeladas (si las tienes frescas, mejor)4 huevos120 gr de jamón serrano en lonchas finassal, pimientaUn poquito de margarina vegetal para engrasar el molde.Si no se es intolerante a lácteos, añadir 30 gr de queso rallado al puré de zanahorias y ganará en sabor.
Elaboración:Precalentar el horno a 160º, calor arriba y abajo.Cocer las judías verdes en agua hir…

Conservar Albahaca

Imagen
Me ha regalado el frutero un ramo, porque no es manojito, de albahaca estupendo. Olvidé sacarle foto. Imperdonable, pero me puse con el trajín de deshojarla y cuando me di cuenta, no quedaban más que tallos.
Ya no hay remedio. Pero sí para conservala durante mucho tiempo y poder disponer de ella incluso en invierno. ¿Cómo consiguen los italianos tener pesto casero todo el año? Conservando las hojas en aceite.  Es tan sencillo, que seguro que no pararéis de hacer aliños con albahaca  y dejáis calva la maceta, como yo.
Y además, el aceite queda con un aroma y sabor inigualables, ideal para ensaladas o verduras a la plancha.

Elaboración  Separar las hojas de los tallos, desechando las que estén feas, arrugadas o con motitas negras, porque luego amargarían.
Lavarlas rápidamente, porque pierden aroma con el agua, y dejar escurrir sobre papel de cocina. Secarlas bien, con cuidado que no se rompan, con otro papel.



Introducirlas en un bote de cristal, previamente esterilizado, en capas, bien …

Pan de desayuno con leche de arroz

Imagen
Me confieso panera, panera, panera desde pequeñita, de las incapaces de comer si no hay pan en la mesa, devoradora de picos, roscos, regañás y todas las subespecies de masas que podáis conocer.
Cuando a una persona así le dicen que es intolerante al trigo y otros cereales con gluten, se le vienen abajo todos los palos del sombrajo ¿Y ahora qué?
Puedo pasar sin pan durante las comidas, vigilar lo que como fuera, pero no concibo el desayuno sin mis tostadas con aceite de oliva. Tortillas, frutas o fiambres son tristes sustitutos, no apetecen recién levantada o casan mal con el té del despertar.
Afortunadamente, hoy en día existen varias marcas de pan sin gluten con una amplia oferta de ellos, pero son caros, dulzones y tienen demasiados conservantes y estabilizantes.

Como soy inconformista por naturaleza, busco en la web la posibilidad de hacer el pan en casa, con harinas y levaduras sin gluten. Por supuesto, los primeros intentos son catástrofes del Guinness, debido a la dificultad d…

Brochetas de pollo a la miel de romero con arroz afrutado

Imagen
Menudo título largo para algo tan sencillo, pero quería resaltar lo grande que se hace un plato con ingredientes tan cotidianos, tan sólo mezclándolos y dándoles una presentación distinta.

Viernes, final de la semana. La nevera da boqueadas de soledad y hasta mañana no se va al súper. Tienes dos opciones: o el consabido pollo con patatas (bueno, pero aburridísimo) o echar una miradita por la despensa y empezar a maquinar posibles combinaciones y permutaciones de "n" elementos.
Una manzana me pone ojitos, una ramita de romero me hace un guiño y las pasas me cuchichean al oído. El arroz se autoinvita a cualquier fiesta.
¿Quién le iba a decir al pollo Cenicienta que iba a asistir a la fiesta en tal carroza?

Y este ha sido el resultado.
 Rico es poco. El arroz, meloso, y el pollo, caramelo crujiente.






Ingredientes (4 personas) 1/2 kg pechuga de pollo en filetes (también vale en taquitos, al gusto)
zumo de 1 limón
2 cu de miel
100 gr de pasas
1manzana (yo he puesto Royal gala p…

Bacalao con espárragos y alioli de manzana gratinado

Imagen
Hoy Domingo os traigo un plato "gourmet" para lucirse con muy poco esfuerzo, y con ingredientes reyes de la Primavera, Bacalao y Espárragos. Ligero, sabroso y con un toque distinto gracias al alioli de manzana.





Los que somos fans irredentos del bacalao no nos cansamos de comerlo, tanto salado como fresco o ahumado. Aparte de ser un pescado exquisito y fácil de digerir, tiene una textura ideal, que te permite múltiples maneras de preparación y siempre saldrá bien, incluso a los más novatillos. Sólo hay que cogerle el punto de cocción: cuando la carne se desprenda en lascas. Así de fácil.
Y a los que no les hace gracia el bacalao, porque lo asocian a los terribles tacos salados con tomate que azotaban los viernes de Cuaresma de nuestra niñez (reconozco que lo aborrecía), obsequiarles con este plato. Cambiarán totalmente el chip.

Yo he utilizado bacalao fresco (cuando hay en el mercado, compro la pieza entera y congelo, porque al descongelar,está igual que recién comprado, y as…

Pastel de coliflor y zanahorias

Imagen
Somos muy "verduleros" en casa, así que casi todas las semanas cae un pastel de nuestras amigas del campo. Aparte de que son muy ligeros y están buenísimos, ayudan a reciclar esas sobras de la nevera que ya nos hablan de tú o aquellas zanahorias que se han pasado con el bronceador. Y como se toman fríos, los puedes dejar hechos con antelación (de hecho, están mucho más ricos de un día para otro).
Se pueden hacer de lo que queramos y, con una presentación adecuada, quedas como una señora. El límite, nuestra imaginación.
Este es de coliflor con zanahorias (las dos que estaban en prejubilación), y os lo recomiendo porque no se hace nada pesado y se come sin sentir. Y quien pueda, que le añada restos de fiambres o jamoncito en tacos, que lo elevará de categoría.
Para acompañarlo, una mayonesa casera de perejil. Sin complicaciones.
¡No diréis que no sabéis qué poner de cenar!



Ingredientes 1 Coliflor pequeña
4 zanahorias grandes
1/2 cebolla hermosa o 1 pequeña
4 huevos
comino en p…

Printfriendly